Marionetas de la comunicación

En un mundo rico en información, la abundancia de información implica la escasez de alguna otra cosa, la escasez de aquello que la información consume. Y lo que consume la información es muy obvio: la atención de sus destinatarios. Luego la abundancia de información crea pobreza de atención.”

(Herbert Alexander Simon, 1971)

Marionetas de la comunicación

maslow-wifiAl escribir esta líneas como observador o consumidor, que no como experto o especialista en la materia me ha venido a la cabeza una de esas imágenes que circula por la red con un nuevo peldaño en la base de la tan citada pirámide de Abraham Maslow.

Más de una/o ya está cabeceando afirmativamente al verlo al tiempo que se le escapa alguna sonrisilla… 😀

Desde la Antigüedad la constante necesidad de ella ha estado presente y, por ello, en muchas ocasiones, habría que situarla en el peldaño reservado a la Seguridad en la mencionada pirámide.Pirámide_de_Maslow

En mi experiencia con organizaciones muy diversas y variopintas siempre afloraba algo en común en este sentido: la comunicación, su falta como una amenaza recurrente más que su presencia y cuidado como un factor clave y estratégico.

Al preparar este artículo he tratado de localizar un ejemplo reciente que sirviera de ejemplo: Historia de una falsa fotografíaCampaña electoral andaluza. En este caso el desliz viene del hecho que un gran medio lo difunde en un magacin, con un nivel de audiencia y proyección n, y lo corrige y disculpa con otros niveles diferentes. (Les confesaré que, personalmente, lo recibí varias semanas antes en un grupo de chat en el móvil que comparto con algunos amigos. Entonces ni sabía quién era esta persona supuestamente fotografiada.)

Pero no dejo de recordar casos como el Maine, el acorazado hundido por una explosión cuya verdadera causa nunca se conoció pero que sirvió de espoleta para que dos monstruos de la comunicación (Hearst y Pulitzer) arrastrarán a su nación a una confrontación abierta que llevaba gestándose tiempo atrás. Uno de los ejemplos en los albores de la llamada “prensa amarilla”. Hoy en día ha pasado a ser lo habitual. Ya ha quedado desterrado el concepto (http://es.wikipedia.org/wiki/Prensa_amarilla). Nos parece histórico el mismo.

Cuando un medio de comunicación pasa de la transmisión más completa y objetiva que pueden y/o deben a trasladar consignas y agitar las conciencias de los lectores estamos en la antesala de un futuro no muy halagüeño.

¿Cuántos de nosotros SÓLO leemos, a la carrera, los titulares de cientos de noticias?.

Cuando consumimos con total descuido, sin prestar la menor atención, lo que nos transmiten (prensa, radio, TV, internet) se empieza a inocular en nuestro estado de ánimo el germen del desasosiego. De ahí a soliviantarse, queda poco. Y bien por saturación, por crisis de valores, o todo ello -más unos cuantos “rescoldos” personales y socio-económicos-, nos lanzamos a una locura colectiva bien gestionada y controlada por quienes la han preparado. Somos unas marionetas de la comunicación. Siempre ha sido la comunicación la causante de todos los conflictos. Los intermediarios. Y aunque lo sabemos, lo olvidamos y volvemos a encadilarnos con ella: “Lo ha dicho la TV…”, “Lo escribe el periódico…”. El colmo de la profesionalidad de los comunicadores y los medios es el mencionado con la historia del bulo antes citado: Considerar a Twitter (póngase Facebook, Whatsapp, etc) cómo la FUENTE de la noticia. Son CANALES de noticias también.

  • ¿Dónde hemos dejado nuestro espíritu crítico?

  • ¿Ya nos hemos rendido y no cuestionamos nada?

  • ¿Ni siquiera ésto que ahora lees…?

En la Alemania de los años treinta del siglo pasado se atacaron y destruyeron los intereses y la integridad de miles de personas por ser de una grupo étnico-social-religioso distinto. Por pura agitación social. Las consecuencias acabaron con millones de muertes en un confrontación provocada por la despreocupación de CADA ciudadano ante lo que pasaba. Tendemos a esperar que sea OTRO el que lo arregle, que vamos ya tope. Pero los OTROs no van a arreglar TUS problemas. Van a solucionar los SUYOS. ¡Cómo sea…! Y aunque ésto es historia (parece) abro los periódicos y veo una persona “enjuiciada” en un ayuntamiento y perseguida y asediada por los que, PROBABLEMENTE, sean los culpables del hecho que ha causado todo ello. DESVÍO DE ATENCIÓN.

¿Por qué ha sido posible?

Porque vamos empachados de información y ya no tenemos capacidad de hacerlo bien,  con un cotidiano espíritu crítico:

  • Firmamos sin mirar,
  • votamos sin atender,
  • miramos sin ver.

¡Recuerda el Maine!

Saturnino

@gigaforal

P.D. No me siento distinto, por cierto, y conozco mi parte de responsabilidad. En ello estoy ya...

Algunas ideas sobre el transporte público de la Comarca de Pamplona

TCC-Tu VillavesaTengo que empezar diciendo que soy un gran partidario del transporte público. Como a muchos, me resulta frustrante que no sea usado de forma mayoritaria. Llevamos años de campañas de promoción así que quizás no sea un problema de mentalización. Hace poco se ha desvelado una nueva propuesta para el transporte público de la Comarca de Pamplona.

Gracias a un alto presupuesto, y con el sorprendente acuerdo de todas las fuerzas políticas, promete mejoras sustanciales. Permitir que os cuente aquí mis dudas. En España tenemos demasiados proyectos de transporte ruinosos, por ejemplo, por la moda de los tranvías.

De hecho, parece que la filosofía del tranvía es el modelo para esta reforma. Afortunadamente se ha buscado una alternativa algo más barata que utiliza carriles reservados y autobuses de gran tamaño. Por lo que he podido leer en los periódicos locales, esta propuesta está centrada en una de las quejas habituales de los usuarios, la lentitud del transporte público frente al vehículo propio. Pero ¿es este el único obstáculo para su uso mayoritario?

En mi modesta opinión, no. Hablando con otros usuarios, las quejas más habituales son la baja frecuencia de algunas líneas y las paradas demasiado alejadas del domicilio. Si se desarrolla esta propuesta sería necesario cuidar mucho las líneas secundarias para reducir estos problemas. Y tengo la impresión de que ni siquiera eso sería suficiente. Hay un problema de fondo que no suele mencionarse pero tiene su importancia. Fijémonos en este cartel que la propia Mancomunidad ha colocado en las paradas:

MCP Comparativa
Si hacemos la comparación con un automóvil que transporte una media de 1,3 personas, y en un viaje típico de 3 kilómetros, está claro que el autobús ocupa menos espacio y contamina menos. Pero hay otro factor que podemos calcular con esos datos. Suponiendo un billete normal de 67 céntimos, el precio equivalente para esos 1,3 usuarios sería de 87,1 céntimos. Es decir un coste medio de 29 céntimos por kilómetro. Con esos precios, es más barato utilizar el vehículo propio en cualquier desplazamiento compartido, por ejemplo para llevar a tu hijo al colegio. Incluso teniendo en cuenta el mantenimiento y la amortización de su compra, el automóvil privado puede ser más barato en un desplazamiento individual. Creo que en estas condiciones es muy difícil que el transporte público atraiga más usuarios.

La pregunta inmediata sería ¿el transporte público de la Comarca es caro o barato? Parece que resulta caro para los usuarios. Sin embargo, y desde el punto de vista de la empresa, es barato. Demasiado barato ya que no consigue cubrir los gastos y requiere subvenciones para cubrir el 50% del presupuesto.

La siguiente pregunta sería ¿puede reducirse? Es habitual pedir “mejoras en la eficiencia” como solución a cada problema pero, en este caso, no parece sencillo encontrarlas. Según el Plan de Transporte Urbano 2015-16, los costes de operación previstos son unos 28.677.086 euros, parte están asociados al kilometraje como el combustible (7.559.275 euros) y parte a las horas de trabajo, básicamente salarios (21.117.811 euros). A esto se suman otros 2.850.743 euros para pagar la infraestructura (costes de amortización de la flota y otras inversiones). Por último tenemos los gastos de la propia MCP referidos a la gestión del transporte donde se han previsto unos 2.746.413 euros. Sumándolo todo, 34.593.836 euros sin hacer caso a los céntimos. Tanto salarios como amortizaciones son gastos “intocables” y son más de 2/3 del total. El combustible se lleva un gran porcentaje del resto. Seguro que las mejoras son posibles pero su impacto sería limitado.

Dado que resulta difícil reducir los costes del transporte, la única salida sería aumentar el número de usuarios bien por concienciación o dificultando el uso del vehículo particular. Extender la llamada “zona azul“, la O.R.A. (O.T.A. en otros sitios) es una forma de recaudar y, de paso, hacer más caro el uso del vehículo propio. Al igual que las restricciones de paso o la reserva de carriles que propone el nuevo plan. Son medidas que parecen tener el consenso político aunque, quizás, no el consenso de los ciudadanos.

Personalmente, me gustaría ver más actividades para fomentar el transporte público y compartido en lugar de gastar 50 millones de euros y confiar en que eso atraiga nuevos usuarios. Por ejemplo, potenciar servicios existentes para compartir el automóvil privado  o implantar sistemas de taxi compartido como ya existen en Vitoria, San Sebastián o Bilbao. Intentos decididos para promocionar el transporte público, más allá de las campañas publicitarias.

Acabaré con una sugerencia para que no todo sean críticas. En 2014, alrededor del 50% del presupuesto destinado al transporte de la MCP son subvenciones directas procedentes de ayuntamientos y del Gobierno de Navarra. Supongamos que una parte se devuelve a los contribuyentes en forma de varios millones de viajes gratuitos en autobús y taxi compartido. No se me ocurre una forma más sencilla, ni un incentivo más fuerte, para sacar coches de las calles y potenciar el transporte público. Los usuarios podrían elegir entre viajes gratis o bien coger el automóvil propio. Con suerte conseguiría atraer nuevos usuarios y/o cambiar sus hábitos. Porque la MCP tendría que seguir vendiendo más billetes hasta completar su presupuesto.

Es sólo una propuesta y se pueden buscar otras. Pero me gustaría que se buscasen incentivos adecuados que aumenten el número de usuarios del transporte público en lugar de confiar su futuro a más cemento y excavadoras. Desgraciadamente, esa parece ser la opción favorita de los políticos de todos los partidos. Quizás terminemos con infraestructuras caras, billetes aún más caros y, en consecuencia, menos viajeros. No sería la primera vez.

Ayanz

@deAyanz

Enlaces de interés:

En los idus de marzo…

“La Verdad es una realidad poliédrica. Tiene tantas facetas que la conforman que resulta imposible abarcarla por completo desde una sola perspectiva”. (Anónimo)

Julius-Caesar-Marlon-BrandoLo habitual era comenzar el año en el mes dedicado a la principal divinidad capitolina, Marzo (Martius), el de Marte. Y era habitual porque prácticamente casaba con el inicio de la vida natural, la primavera, tras el mortífero invierno. Y eso explica también, al menos, dos cuestiones que muchos se preguntan:

  1. Que febrero tenga pocos días y sea donde se añade el bisiesto.
  2. Que la nomenclatura coincida con su numeración (quintilis -despues dedicado a Julio-, sextilis -despues dedicado a Augusto-, septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Fue, paradójicamente, el calendario juliano el que efectuó el cambio a Enero. Y paradójico porque fue a mediados de marzo cuando acaeció el asesinato de Cayo Julio César, en los idus de marzo del 44 a.C.

Estos hechos, como un buen ejemplo del sentido y finalidad que debería tener el estudio de la Historia, se han convertido con los años en un ejemplo de reflexión para líderes postreros de todo el mundo.

Cayo (su nombre de pila, su praenomen) Julio (su nomen, el de su familia, o sea, nuestro apellido) César (su cognomen, un segundo apellido, a veces apodo propio, a veces hereditario, y sólo de uso masculino) no fue un emperador como tantas veces se oye, se lee y se ve en el cine. Fue un cónsul (tras recorrer el llamado cursus honorum) y, después, el dictator nombrado por el Senado, en una época de crisis a todos los niveles, como poco antes lo había sido Sulla o Sila, según se prefiera.

 ¿A qué te vienen, apreciado/a lector/a, a la cabeza ejemplos análogos recientes?

Existe algo no muy conocido llamado Historiografía, una otra disciplina vinculada con la propia Historia entendida como ciencia y habitualmente confundida con ella. Nuestro protagonista de hoy es considerado historiador, cuando es más un cronista por sus libros sobre la Guerra de las Galias y en dónde a nadie se le escapa el carácter panegírico que sirvió para apoyar y promocionar su carrera política. Y es ahí donde suelen confundirse historiador con historiógrafo o cronista, o sea Historia e Historiografía.

Jenga_distortedAunque por necesidades de gestión y organización se fragmenta y divide (por épocas, por lugares, etc), la Historia es un todo donde, como en el jenga, sacar piezas inadecuadamente provoca su derrumbe. No se puede entender Occidente sin conocer Oriente. Estudiar el Norte soslayando el Sur. Y viceversa.

En el historiógrafo la subjetividad, buscada o no, es inherente por la visión parcial e incompleta en el momento de relatar los hechos. Pero en el historiador debe minimizarse esa subjetividad, ya que su deber es, entre otros, recabar todos los puntos de vista. Y si no existen, constatar que se han buscado y no se han hallado.

Es más, si se pusiera el mismo celo que en otras ciencias, donde el instrusismo se denuncia y erradica con más contundencia, se evitaría la temeraria y la alegre ligereza con la que muchos se arrogan ser autoridades en la materia sacrificando la objetividad a las primeras de cambio.

Como ya hizo Julio César, si hay una finalidad política, se buscan apoyos y razones “históricas“, como legítimos derechos. Otras veces, para “vivir de las rentas“. El pasado, ya fue. Debe servir para APRENDER. Preocupémonos de hoy que mañana ya vendrá. Y nuestro deber es con hoy. Nos gusta poco hablar de nuestros deberes. O tratamos de eludirlos. Sigamos protagonizando hoy la que será la Historia de mañana y dejémonos de buscar en él esas excusas y pretextos. Parece que, en general, gusta más hablar que hacer. Por estos lares, al menos.

Saturnino

@gigaforal

Después de Almudena, Merián

Después de Almudena, la de los artículos anteriores, tuve una novia norteamericana, tenía un nombre muy de película: Mary Anna Curtis, pero yo le llamaba Merián o Merinchu, que queda mucho más local.

Mary_AnnLa buena de mi ex Merián me enseñó muchas cosas sobre los Estados Unidos y yo a ella sobre esta Navarra nuestra. Una de los temas que más le gustaba era que todavía teníamos unos Fueros herencia de las leyes del Reino de Navarra y que cabían perfectamente en el marco moderno español y europeo.

Pero azares de la vida, ya se sabe, lo dejamos. O mejor dicho, me abandonó. Pero uno ya está acostumbrado a estas desazones, y en unos pocos paseos por las murallas de Pamplona, observando el río y mirando a nuestros montes, me di cuenta de que no era tan importante.

Hace unos meses, no daba crédito a mis ojos, me la encontré en la Estafeta. ¡Estaba con su actual novio!, un tal Joseba, de Bilbao, muy jatorra, sonriente y de apretón fuerte de manos.

Merián estaba muy contenta y me dijo: “tengo un novio que tiene mucho en común contigo, además de cascarrabias tiene en su provincia fueros como los vuestros”.

Esa frase me dejó a cuadros, hace unos años habría pensado que era una mala traducción, pero no, mi ex, Merinchu, domina ya el castellano a la perfección: ¡Joseba el bilbaíno le había dicho que nuestros Fueros son iguales a los suyos!

Me retiré a mi Plazuela, meditabundo, y decidí escribirle esta carta aclarando algunas diferencias fundamentales entre los Fueros de las provincias de Euskadi y la Comunidad Foral de Navarra.

Querida ex Merián,

Te escribo preocupado por la confusión que creo que tienes y deseo aclararte. Entre los Fueros vascos (los de las provincias de Euskadi) y los Fueros de Navarra, existen diferencias muy importantes.

Primeramente, los Fueros de Navarra, son la continuidad de la Ley Navarra o ley del Reino de Navarra, mientras que los vascos son regulaciones, no fruto de ningún reino, sino prebendas reales CONCEDIDAS de agradecimiento por su pertenencia a Castilla.

Esto es importante, pues podríamos decir, por ejemplo, que el Concierto Vasco es consecuencia de unos privilegios concedidos por el Rey de Castilla a los respectivos señores de cada una de las provincias vascas, mientras que los de Navarra son nacidos en Navarra y para los navarros. En lenguaje moderno diríamos que los vascos son privilegios de la casta nacional para la casta local.

En segundo lugar no olvides, Merián mía, otro tema que nos separa, y es la Ley Paccionada de 1841 que aunque nos redujo a una provincia más y perdimos la condición de reino de por sí o en sí, mantuvo parte de los Fueros de Navarra, mientras que los vascos son fruto de los dimes y diretes de las provincias vascongadas con el gobierno central que derivó en 1878 en la concesión otra vez de un sistema especial impositivo por parte de Cánovas a las Vascongadas.

Y por último, tras la muerte de Franco, las 3 provincias escogieron el camino de constituirse en una comunidad autónoma, como las 15 restantes que hay en España, mientras que Navarra constituía ya, porque se mantuvo desde hace siglos, su régimen diferenciado que emana de la Ley Paccionada  y optó por una Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Fuero. Nacía la Comunidad Foral de Navarra, la única comunidad foral de España.

Creo que es importante que conozcas estas diferencias, para hacer las valoraciones que quieras.

Siempre tuyo,
Desde la Plazuela de San José

Zugarrondo”

Resiliencia, riesgos y ajedrez educativo

El valor de las cosasLos riesgos son inherentes a la naturaleza humana. Llevamos siglos superando períodos de crisis económicas, demográficas, bélicas… Y la noticia es que volveremos a tener que afrontarlas, antes o después. Por ello el éxito en el campo de la gestión de riesgos, como en el juego del ajedrez, exige inteligencia, experiencia, sistemática y estrategia.

Es totalmente cierto que algunas de esas crisis por su origen y por su alcance afectan irremediablemente a todo el mundo. Pero la salida de esos períodos para unos y otros es muy diferente también. Generalmente porque algunos se han resentido menos y, con ello, han remontado más rápidamente. A veces porque lo arrastran en su cultura y, aunque hayan sucumbido a guerras devastadoras, resugen fuertes y pujantes.

Resiliencia le dicen en el mundo de la psicología a la capacidad para sobreponerse a dolores emocionales y situaciones adversas. Y la situan a niveles individuales y colectivos en su forja y desarrollo.

El ejercicio cotidiano en general forja el cuerpo y la mente para afrontar cada día en las mejores condiciones. A veces viene por la propia actividad laboral, a veces por la necesidad vital de desahogo, porque nos preocupa simplemente la salud física, etc.

No debemos olvidar, sin embargo, el papel de nuestros cerebros en las afecciones y problemas. Problemas a veces de origen psicosomático. Nuestras mentes como inductoras directas y diligentes de enfermedades y problemas de salud, como el estrés, por mencionar un ejemplo tan actual y habitual.

ajedrez educativoEntonces ¿cómo preparar a una sociedad para esas situaciones? Supongo que nos puede venir a la cabeza nuestro maltratado sistema educativo como una de las primeros generadores de esas personas del mañana.

Hay muchas vías, sin la menor duda. Pero me atrevería a decir que la más trillada, económica y archiestudiada sea la práctica de un juego, deporte si lo desean, arte o ciencia, para otros, como el ajedrez. Pero no para preparar a competidores del juego, sino aficionados que encuentran en ello una satisfacción, ganen o pierdan, y no otra preocupación, o más…

Como ante cualquier otro dominio de la vida, el enfoque que se establezca en su desarrollo e implantación es totalmente decisivo para conseguir unos resultados deseados y previstos. Dejo a los verdaderos profesionales educativos y divulgadores del ajedrez el glosado del conjunto de virtudes y defectos que le quieran encontrar. Desde mi experiencia personal, sin haber sido un continuado y concienzudo jugador, he comprobado como la vida está repleta de situaciones análogas a las presentadas sobre un tablero.

Si cada jugador asume el rol de rey sin importar el color, su verdadero objetivo NO es ELIMINAR al contrario sino PRESERVAR a los propios en la mayor medida. Las partidas también acaban en tablas, en empate.

Como actividad complementaria a cualquier otra deportiva, moderando, como con tantos aspectos de nuestra sociedad, su uso y abuso, y gestionando y analizando bien los resultados pueden ser realmente positivos y, ¿por qué no?, necesarios.

ajedrez viviente2
Ajedrez viviente. Berián (Navarra)

Ruy López de Segura

Enlaces de interés:

Ajedrez social (Andalucía)-> http://ajedrezsocial.org
Ajedrez a la Escuela (Aragón) -> http://www.ajedrezalaescuela.org/
Ajedrez y Educación – Ajedu (Cataluña) línea de investigación, integrada en el grupo DIM (Didáctica, Innovación y Multimedia) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) -> http://ajedu.blogspot.com.es/
Ajedrez en la Escuela (Canarias) -> http://www.elajedrezenlaescuela.com/
Ajedrez Educativo (Navarra) -> http://www.ajedrezeducativo.org


Chess in School and Communities (Gran Bretaña) -> http://www.chessinschools.co.uk/
Fondation de la Réussite (Francia) -> http://www.echiquierdelareussite.org/
Chess in the schools (EE.UU.) -> http://www.chessintheschools.org/
Association Échecs et Maths (Canadá) -> http://www.echecs.org/


Debate en prensa reciente -> http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/mas_navarra/2015/02/17/crees_que_introducir_ajedrez_como_asignatura_una_buena_iniciativa_195598_2061.html

Una lengua peligrosa y su papel en la fuga de San Cristóbal

San Cristobal
Vista de San Cristobal desde la Media Luna

Leonardo Torres-Quevedo fue uno de los más grandes ingenieros españoles de todos los tiempos. Pero no limitó sus actividades a la ciencia. Entre sus muchas tareas estuvo la pertenencia al Instituto Internacional de Cooperación Intelectual, el precursor de la UNESCO dentro de la Sociedad de Naciones, antecedente a su vez de las Naciones Unidas. Y en este instituto realizó una encendida defensa del esperanto como una lengua que podría unir a los pueblos y evitar la repetición de la Gran Guerra. Fracasó. El esperanto era una idea peligrosa y revolucionaria, una amenaza para políticos y generales que buscaban utilizar su idioma como herramienta de control y creación de imperios.

Ludwik Lazarus Zamenhof (15-12-1859 a 14-04-1917), el inventor del esperanto, nació en la ciudad de Bialystok. Actualmente, esta ciudad forma parte de Polonia, a unos 60 kilómetros de la frontera con Bielorrusia. Su historia es bastante interesante. Fue fundada hacia 1320 por un príncipe lituano, en una época en la que Polonia y Lituania estaban unificadas. En 1795, la ciudad fue ocupada por Prusia, el germen de la futura Alemania. En 1807, y tras la firma del tratado de Tilsit, paso a manos del gobierno ruso aunque la población seguía siendo principalmente polaca, ni rusa ni alemana. En 1915, poco antes de morir Zamenhof, volvió a ser ocupada por el ejército alemán durante la primera guerra mundial. El siglo XX fue aún más movido. La ciudad pasó por un periodo de control polaco entre guerras, una breve ocupación por la Alemania Nazi, la cesión a Rusia por 2 años, la reocupación alemana tras 1941 y, finalmente, la vuelta del gobierno polaco, bajo control soviético, tras la Segunda Guerra Mundial.

Un entorno como este enseña las ventajas de ser poliglota. El propio Zamenhof hablaba polaco, ruso, alemán y el yidis (una mezcla de hebreo y alemán). También enseña que la lengua puede ser utilizada como excusa y justificación perfecta para establecer barreras, crear guetos, separar comunidades, iniciar guerras y justificar invasiones. Pero Zamenhof decidió hacer algo al respecto. Decidió crear un idioma artificial, de nadie y de todos, para favorecer la comunicación entre diferentes comunidades. Para hacer que los vecinos pudiesen entenderse y mezclarse en lugar de separarse. Y no fue fácil.

Una lengua peligrosaInicialmente, el esperanto tuvo un rápido crecimiento y se fundaron sociedades esperantistas en todo el planeta. Pero su espíritu internacionalista empezó a considerarse una amenaza por muchos. El esperanto, ese invento judío, fue prohibido y perseguido por Hitler que envió a miles de esperantistas a los campos de concentración. En 1937, Stalin prohibió la Asociación Soviética del Esperanto y encarceló o ejecutó a su directiva. También fue visto como sospechoso por Franco. Es poco conocido pero el esperanto fue utilizado para organizar la famosa fuga del Fuerte de San Cristóbal. El grupo organizador utilizó esta lengua para ocultar sus intenciones y planificar la fuga en secreto.  Más tarde llego la Guerra Fría y el ruso y el inglés se impusieron como “lingua franca” dentro de sus respectivas esferas de influencia. Ningún bando estaba interesado en una lengua común. ¿Para qué correr el riesgo de que pudiésemos llegar a entendernos pacíficamente?

Con los años, el esperanto ha perdido fuerza. Incluso han surgido otros proyectos de lenguas “neutrales” como el Ido o Interlingua, con los mismos objetivos. Pero está claro que los argumentos a favor de su creación siguen tan vivos y son tan necesarios como hace 128 años. La lengua, y la religión, jugaron un papel importante en el desmembramiento de Yugoeslavia. En Ucrania, la lengua rusa o ucraniana es otra pieza en el argumentario de los que buscan la división de ese país. El sueño del creador del esperanto, que las lenguas sean solo cultura y no fuente de conflictos, que sean utilizadas para comunicarse y no para marcar diferencias, sigue lejos de nosotros. También en Navarra.

Enlaces de interés:

Esperanto, la lengua peligrosa
La izquierda y el esperanto,
Un idioma para fugarse,
Los fugados del monte Ezcaba

Ayanz

@deAyanz

¡Hasta que llegó su hora…! (a la Ley de Símbolos)

horariosUna de las cosas que más choca a la extranjería que vive en España, son nuestros horribles horarios. Es que, y lo decimos con orgullo, somos diferentes, aunque esa diferencia fuera totalmente impuesta hace 72 años, cuando, en tiempos de Don Francisco, al mendas se le ocurrió que teníamos que parecernos más a su país de referencia y cambió nuestro uso horario, (16 de marzo de 1940), por el germánico, dejando bien clarito que no éramos como los aliados y no nos gustaba el meridiano de Greenwich.

Inexplicablemente, esta medida franquista por antonomasia y que tanto nos diferencia (comemos y cenamos a las horas solares pero nuestro reloj va una o dos horas por delante según sea invierno o verano) todavía no se ha “transicionado” ni pasado por el filtro de la Ley de Símbolos.

Es más, al cambio en el uso horario, se añadieron nuevas costumbres en el periodo de la post guerra, cuando se hizo “socialmente envidiable” tardar mucho tiempo en comer (por eso ahora las pausas para comer son de 2 horas y no de 45 minutos como en otros países). También se retrasó la hora de la cena, debido al común segundo empleo vespertino, y se generalizó el horario de mañanas para el funcionariado y los bancos (lo que retrasó la hora de la comida), buscando favorecer ese pluriempleo.

Añadan a todo esto la movida de los 80 con sus interminables salidas nocturnas (lo que aquí llamábamos salir de empalmada) y los horarios de los macro centros comerciales (de 10 a 10) y, voilá!, nos levantamos tan pronto como todos, somos los últimos en acostarnos, los que menos dormimos y los de productividad más deficiente de la Unión Europea.

Nuestros horarios afectan seriamente no sólo al bajo rendimiento, sino también a la vida familiar, reduciendo su calidad y cantidad, y resultando muy difícil la conciliación de la misma. Desde la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles y su Normalización con los demás países de la Unión Europea (ARHOE), se ha promovido un manifiesto para racionalizar nuestros horarios, hacerlos más humanos y más europeos y terminar con esa “diferencia franquista”.

¿No les sorprende que la progresía se mate por el nombre de una calle o la retirada de un busto y no haga ni mencionar este tema?

¿No les sorprende que en toda España, a pesar de lo mucho que se quieren diferenciar algunas comunidades, les encante mantener estos horarios?

– Si hemos sido capaces de integrarnos en la Unión Monetaria, ¿no podemos recuperar los horarios del Primer Mundo?

¿No quieren ustedes tener más tiempo?

Zuek ez al duzue dembora gehiago izan nahi?

Teobalda

@princesatxistus

Arazuri y los recuerdos

JJArazuri
Estatua de Rafael Huerta Celaya dedicada a José Joaquín Arazuri

Recuerdo la última vez que vi a José Joaquín Arazuri. Paseaba por la Pamplona que tanto amaba, esa ciudad con la que yo creo que tenía el derecho a hablarle de tú.

Curiosidades de la vida, pese a lo pequeño de nuestra ciudad, nunca hablé con él. Me miraba como muchas veces nos miramos los de Pamplona, con cara de “este me suena y no sé de qué” pero nada más.

Poco después murió y nos dejó su legado para la memoria de la ciudad con su archivo fotográfico que sirve para recordar esa Pamplona que se nos fue pero que todavía vive cuando paseas un día de lluvia por algunas calles. La Pamplona que recordamos con cariño, porque el cariño hace que olvides las penurias y revivas esa inocencia perdida.

Pamplona siempre estará en deuda con Arazuri. Cuando salgo al exterior de mis calles a veces le veo, quieto, en su estatua, y miro pasar a las nuevas generaciones indiferentes ante él, cuando él nunca fue indiferente ante las nuevas generaciones.

Además Arazuri nos dejó mucho más que unas fotografías, nos dejó para la memoria topónimos, palabras, expresiones, decires, que tal vez nunca vuelvan.

Se suelen buscar fechas notorias para los homenajes, pero yo no. Yo homenajeo cuando paseo por las calles y por eso quiero glosar hoy a Arazuri haciendo referencia a lo que sus libros recopilan sobre el término Zugarrondo.

Su obra nos enseña que Zugarrondo parece provenir del gran olmo que presidía la Navarrería y que dio nombre a la Plaza y una buena parte del Burgo (el llamado Barrio de Zugarrondo que comprendía Dormitalería y Canonjía).

El gran Olmo ya se documenta en 1560, cuando Isabel de Valois, antes de casarse con Felipe I de Navarra, pasó a su lado en una visita a la ciudad y en 1700 cuando para celebrar la coronación de Felipe III de Navarra el cortejo festivo pasó a su lado y del pozo adyacente.

Teniendo en cuenta que ya en el Siglo XIV tenemos en Pamplona la Rúa Çuarrondo o Çuharrondoa, en la parte de Dormitalería, nos podemos imaginar el tamaño de este árbol y lo simbólico que fue para todos.

Más documentos hacen referencia a este término, y para recuerdo queda el apellido que tantos pamploneses llevamos en algún lugar.

Solo he querido esbozar un toque de sabiduría que Arazuri dejó para la ciudad y sus moradores.

Déjenme recomendarles leer a Arazuri. Si no lo tienen en su casa vayan a una biblioteca y curioseen sus libros. Les aseguro que ya no verán a Pamplona igual. Merece la pena.

Y cuando pasen al lado de su escultura, a veces maltratada por la ignorancia, sonrían, pero no se detengan, sigan paseando, y sobre todo viviendo y haciendo Pamplona.

Desde la Plazuela de San José

Zugarrondo

@zugarrondo2014

Enlaces de interés:

El Príncipe Negro, del Reino de Pamplona a la Corona Real Británica

Una de las piezas de la joyería más renombradas del mundo es el Black Prince’s Ruby, una gran espinela de cinco centímetros de largo y 170 quilates (34 gramos) que hoy se halla engarzada en la cara frontal de la corona real británica.

The Imperial State Crown; Queen Elizabeth the Queen Mother's Crown
Corona de Estado Imperial

Ciertos autores recogen la leyenda de que el primer propietario conocido de la piedra preciosa fue Abu Said, un príncipe árabe de Granada a mediados del siglo XIV al que los castellanos llamaron el rey bermejo. Abu Said perdió su corona y su vida, a manos de don Pedro el Cruel de Sevilla, según relato del Canciller López de Ayala.

La espinela habría pertenecido hasta 1362 al tesoro real nazarí, pero su origen se perdía en la noche de los tiempos y le conferían un origen mítico, llegándose a relacionar con la mesa del rey Salomón.  Sin embargo, diversos estudios señalan su origen más probable en las minas de Mianmar. Se desconoce cómo llegó a la Alhambra.

La joya está asociada con la mala suerte. Se dice que ninguna monarquía que lo tenga en su cetro o corona estará tocada por la buena suerte: el rey Bermejo de Granada murió casi en el acto; Pedro I de Castilla fue asesinado siete años después en Montiel; el Príncipe Negro no llegó a reinar; Ricardo III de Inglaterra perdió su trono cuando lo llevaba puesto… Por el contrario, el imperio británico se hizo más fuerte con él durante los siglos XVI a XIX. Incluso aseguran que se pone más rojo a medida que se derrama más sangre por la joya.  Leyendas que despiertan la imaginación.

¿Pero cuál es su origen y qué relación guarda con Navarra? La tradición histórica navarra afirma que fue ganada por el rey pamplonés García Sánchez III el de Nájera.  Así, de una razzia en la conquista de Calahorra, llegó a manos de este monarca, quien enriqueció con ella el tesoro de la Virgen de Nájera, cuando la ciudad riojana formaba parte del Reino de Pamplona y el monarca acaba de fundar el Monasterio de Santa María en el que instituyó la primera orden de caballería conocida en España, según explica en Curiosidades de Navarra el médico y escritor Juan Ramón Corpas.

Tumba del Príncipe Negro
Tumba del Príncipe Negro

Pasados los siglos, y entregado el Reino de Castilla, al que pertenecía la población y el monasterio entonces, a las luchas fratricidas entre el rey Pedro I el Cruel y su hermanastro Enrique de Trastámara, el primero le regaló en prueba de agradecimiento a Eduardo de Woodstock, de la dinastía Plantagenet, llamado el  Príncipe Negro por llevar una coraza de ese color e hijo de Eduardo III de Inglaterra, quien había llegado desde su país para auxiliarle al mando de un poderoso ejército. Será del citado príncipe de quien tome el nombre la joya.

Según el escritor Ángel de Miguel, don Pedro, para ganarse el apoyo del príncipe inglés, prometió regalarle “un carbunclo tan grande que relucía igual de día que de noche…”.

El Príncipe Negro mostró gran estima por la joya española y la lució en todas sus batallas. Murió en 1376 sin llegar a reinar. La espinela pasó a su hijo Ricardo II Plantagenet. En 1415 aparece la espinela de Don Pedro en la corona del rey Enrique V de Inglaterra, durante la batalla de Agincourt, donde la arquería inglesa destrozó al ejército francés de Carlos VI. El Duque de Alençon desafió al rey inglés y le partió la corona, no el rubí, de una estocada, pero finalmente el inglés consiguió la victoria.

La costumbre de los monarcas de la época de luchar con la corona real sobre el casco ocasionó otro incidente con la espinela. En la batalla de Bosworth (1485), el rey Ricardo III perdió la vida, el reino y la corona. La corona real fue hallada días después, partida en dos, en unos matorrales. A partir de entonces, el duque de Richmond pasó a reinar como Enrique VII de Inglaterra; inauguraba la dinastía Tudor y la corona con la piedra preciosa de la Alhambra.

Por poco tiempo y después,  la piedra preciosa estuvo en las manos la reina inglesa consorte Catalina de Aragón, hija menor de los Reyes Católicos y esposa de Enrique VIII. La corona y la espinela se vendieron durante la crisis monárquica inglesa de 1649 y en 1661 reaparece, esta vez sobre la cabeza del rey Carlos II recién restaurada la monarquía tras el periodo de Cromwell.

La State Imperial Crown fue rehecha en 1838 hasta dejarla en su estado actual para la coronación de la reina Victoria. Nunca más ha sido reformada.

Así pues, el rubí ha pertenecido a las casas reales de los Jimenos (Abarca), los Trastámara (en España), Plantagenet, Lancaster, Tudor y Estuardos (en Inglaterra).

Berenguela de Navarra

Enlaces de interés:

Edward, the Black Prince
The Dark History of the Black Prince’s Ruby

Política y sociedad al servicio de los políticos

La semana pasada dedicamos una merecida anotación al triste fallecimiento de una figura política. No fue por su perfil político sino por su meritoria y tremenda actividad social, dos aspectos que pueden coincidir en una persona sin que uno anule al otro. Quizás es un buen momento para hablar de esa difícil relación entre las actividades de la sociedad y el activismo político. Ahora está muy de moda hablar de la necesidad de cambiar la política, de eliminar a la casta, pero me pregunto si tenemos claro cuál es el lugar que debe ocupar la política en nuestra sociedad. Es un debate descuidado que nos haría descubrir lo poco que hemos cambiado desde la dictadura.

Tras muchos años de democracia, seguimos manteniendo algunos de los mismos vicios que en la dictadura. Entonces la política lo llenaba todo. Política de un solo partido, política monocolor pero política en todos los casos. Los sindicatos eran verticales y tenían la ideología del partido que gobernaba al igual que las muchas asociaciones culturales u organizaciones de barrio. Simplemente no había otra opción. La característica común de muchas de esas organizaciones es que no servían a los ciudadanos. Hablaban por ellos y se ponían al servicio de una idea política. Olvidaban cuál era su función principal.

¿Ha desaparecido este problema? Me temo que no. El mejor ejemplo es la existencia de sindicatos o asociaciones culturales convertidas en simples correas de transmisión de algunos partidos. Algo que sucede en toda España pero, especialmente, en lugares como Navarra. Un proceso que suele facilitarse a base de generosas subvenciones. Aunque muchas organizaciones se proclamen como apolíticas, sus actividades no siempre lo son.

Federación de PeñasPongamos un ejemplo: Es muy respetable que una peña sanferminera de Pamplona decide colocar una ikurriña en su pancarta o solicitar el retorno de un preso de ETA. Esas opiniones ya no son una crítica a la gestión municipal en Pamplona, el origen de las pancartas, sino un posicionamiento claramente político.

¿No hay partidos suficientes para representarnos a todos? ¿Partidos que defienden exactamente esas mismas posturas? ¿No sería igual de absurdo que la Federación de Belenistas pida el voto para un partido determinado? ¿Debe definir su ideario político la Asociación para el Fomento de la Encuadernación de Arte en Navarra?

Parece absurdo pero recordemos que los jueces, supuestamente imparciales, también tienen asociaciones con un marcado carácter político. En algunos casos hay dudas razonables sobre si estas asociaciones sirven realmente a sus miembros o a los partidos que las inspiran.alegoria-justicia

Naturalmente, nuestros lectores pueden proponer diferentes ejemplos con sindicatos y asociaciones de cualquier ideología. Se los acepto todos. Simplemente hay actividades que deberían quedar fuera del juego político. Por muy útiles que sean para los propios partidos.

Los políticos realizan otras muchas actividades a su propio servicio. Pensemos en los concejales que elegimos para nuestros ayuntamientos. No es raro que se reúnan para firmar solemnes declaraciones a favor de diversas causas. La mayoría de las cuales están totalmente fuera de sus competencias. ¿Es eso un servicio a sus ciudadanos? En mi opinión, claramente no. Es un servicio de propaganda para los propios políticos. Una forma de hacer méritos y escalar a cargos más altos. Una campaña publicitaria cobrando las dietas que pagamos entre todos.

Los ciudadanos queremos políticos que nos sirvan en los puestos concretos donde han sido elegidos. Que ofrezcan soluciones y trabajen para implementarlas. Los ciudadanos tenemos múltiples formas de organizarnos fuera de los partidos políticos. Esa voluntad de “hablar por el pueblo” hace que la política sea omnipresente y controle a la sociedad cuando debería ser justo al contrario. Mientras la política y la sociedad sigan al servicio de los políticos, de cualquier signo, no tendremos una sociedad madura y responsable. Quizás sea lo que algunos quieren. Porque no es lo mismo servir a la sociedad que dirigirla y utilizarla en provecho propio. Y algunos se sienten más cómodos haciendo lo segundo.

Ayanz

@deAyanz